En una primera fase se establecieron los fundamentos que regirán la relación comercial y el capítulo de transparencia, que incluye compromisos del intercambio de información, entre ambas naciones.

Según informó La Prensa, un foco de importancia en esta negociación es el trato que se le dará a la mercancía proveniente de la Zona Libre de Colón (ZLC). Por esto, antes de que se realice el segundo encuentro se acordó una visita de empresarios, del sector productivo y funcionarios colombianos a la zona franca. Los productos que se distribuyan desde la ZLC se les respetará su lugar de origen. Ello implica que la mercancía no perderá su trato preferencial cuando provenga de naciones que tienen tratados de libre comercio con Colombia; la idea es potenciar la economía en la Zona libre.

Francisco Álvarez de Soto, viceministro de Negociaciones Comerciales Internacionales señalo que pese al avance en las negociaciones, aún hay puntos en los que no se ha llegado a un acuerdo.

En la negociación también se avanzó en temas laborales, servicios financieros, acceso a los mercados y el marítimo, que por primera vez es incluido en un TLC por parte de Colombia, lo que pone a Panamá en ventaja, debido a que es un pilar en su economía.