Ciudad de Panamá. El gobierno de Panamá confirmó oficialmente la construcción del polémico proyecto Torre Financiera de Panamá, un edificio de 69 pisos que albergará, en un tercio de su estructura, a varias dependencias estatales del sector financiero, entre ellas, el Banco Nacional.

La obra que tendrá un costo final de US$220 millones estará situada en los terrenos donde estaba construida la antigua embajada de Estados Unidos, frente a la cinta costera.

El referido proyecto ha sido duramente criticado por un sector de la población que pidió, sin éxito, detener la demolición de la antigua sede diplomática y que considera, a su vez, que la edificación afectará el funcionamiento y la supervivencia del histórico Hospital Santo Tomás, un inmueble iniciado en 1924, que ha logrado sobrevivir a la renovación urbanística de la zona.

En defensa de la iniciativa, Alberto Vallarino, ministro de Economía y Finanzas, reiteró, en primer lugar, que lejos de perjudicar al hospital, este será beneficiado porque la obra mejorará y ampliará sus jardines y varias de sus instalaciones.

Por otro lado, expuso, el Estado panameño sólo asumirá entre US$30 y US$35 millones del costo total. Un monto que será utilizado para costear los planos, las tierras, el asesor financiero que en este caso será Prival Bank y el diseño de la obra.

La construcción y la administración del inmueble correrá, según el funcionario, por cuenta de un socio privado que aún está por determinar.

Finalmente, Vallarino insistió en las bondades del proyecto, basándose en los beneficios que recibirá el Estado no solo por los fondos que percibirá de la venta de los restantes dos tercios del edificio que no ocupará, sino también por los ahorros en alquileres que logrará al concentrar a varios de sus oficinas en un solo lugar. Según cifras oficiales, dichos ahorros rondarían los US$2.6 millones anuales.

"Estamos estructurando un proyecto sólido financieramente para que tenga sentido económico y comercial", indicó Vallarino

El edificio que se espera esté listo en 2014, contará, además de las dependencias gubernamentales, con un hotel de 172 habitaciones, un mirador en la cúspide, y amplios espacios para albergar oficinas y centros comerciales.