La Paz. La compañía francesa Total descubrió un importante campo de gas natural en el sudeste de Bolivia, en el que podría ser el mayor hallazgo en una década en el país sudamericano, informaron el miércoles fuentes oficiales y del sector petrolero.

El campo Aquío, parte de la estructura Incahuasi en la región del Chaco, produciría inicialmente 6,5 millones de metros cúbicos diarios (mmcd) de gas, que subirían en unos cinco años a 18 mmcd, dijeron fuentes gubernamentales y empresariales, que no quisieron ser identificadas.

La información surgió horas antes de un acto en el mismo campo Aquío, al que según anuncio oficial asistiría el presidente izquierdista Evo Morales, quien nacionalizó la industria petrolera boliviana hace seis años.

Bolivia es el mayor exportador de gas de Sudamérica, con una producción actual de unos 45 mmcd, destinados en gran parte a los mercados de Argentina y Brasil. Gran parte de la producción está en manos de contratistas como Total, la brasileña Petrobras, y la española Repsol-YPF y la británica British Gas.

"El pozo exploratorio de Aquío se perforó a una profundidad de 4.804 metros y se cumplió el objetivo de descubrir reservas de gas (...) Se confirma la extensión de la estructura del Campo Incahuasi", dijo un reporte oficial obtenido por Reuters.

Según el reporte, la petrolera estatal YPFB reconoció oficialmente el carácter comercial de Aquío, del cual señaló que sumará 2,6 TCF (billones de pies cúbicos) a las reservas de gas natural del país.

Las reservas probadas certificadas de gas de Bolivia al 31 de diciembre del 2009 sumaban 9,94 TCF, aunque el presidente de YPFB, Carlos Villegas, dijo recientemente que esa empresa trabajaba sobre una cifra "real y actualizada" de reservas de 15,5 TCF a diciembre de 2010, adicionando nuevos hallazgos y parte de las que se consideraban probables en el cálculo previo.

"Estamos hablando de un nuevo megacampo", dijo una autoridad del ministerio de Hidrocarburos.

Total y su socia menor la argentina Tecpetrol invirtieron 90 millones de dólares en la perforación de Aquío y prevén invertir hasta US$1.100 millones en la explotación del yacimiento hasta fines de esta década, según un plan divulgado por YPFB.