Nueva York. La firma Toyota dio el aviso a trece plantas manufactureras en Estados Unidos, Canadá y México de un posible cierre debido al desabasto de partes procedentes de Japón, indicó el portavoz de la firma, Mike Goss.

Las fábricas en Japón dejaron de funcionar el 11 de marzo, el día del terremoto, pero la producción se pudo reanudar en parte el 17 de marzo.

Sin embargo, los problemas se han producido el desabasto de las autopartes porque sólo se reaunudaron las actividades "los proveedores que estaban en condiciones de hacerlo", dijo Goss, según CNN

La empresa está valorando qué proveedores son capaces de operar con normalidad.

Los problemas podrían llegar a Norteamérica porque los centros dependen de proveedores que se ubican en plantas afectadas en Japón.

Otra afectada es General Motors, donde una de sus plantas en Louisiana detuvo la producción de camionetas, como también en una factoría de motores en el estado de Nueva York.

Por su parte, las empresas Nissan, Honda y Ford dijeron que no planean cerrar sus plantas.