Tokio. Toyota dijo que podría tomarle hasta finales de año llevar su producción nuevamente a los niveles previos al masivo terremoto y tsunami que el 11 de marzo devastaron el noreste de Japón.

En el panorama más claro hasta ahora de cuanto le tomaría a la industria automotriz japonesa recuperarse, Toyota dijo que la producción empezaría a repuntar en julio en Japón y hacia agosto en el resto de los países. Espera una recuperación total para noviembre o diciembre.

Hasta entonces, las plantas nacionales de Toyota seguirán operando a volúmenes equivalentes a la mitad de los planes originales, y a un promedio de un 40% fuera de Japón, dijo la mayor automotriz del mundo.

"Con tantas réplicas, incluyendo la de anoche, hemos visto parte del trabajo de recuperación devuelto al punto uno muchas, muchas veces", dijo el presidente, Akio Toyoda, en una rueda de prensa convocada apresuradamente en Tokio el viernes.

"En ese sentido es difícil decir cuál será el impacto en los volúmenes de producción o en las ganancias", agregó.

Las declaraciones de Toyoda se producen a sólo horas de que la firma japonesa Renesas Electronics Corp, un importante proveedor de chips de la industria automotriz, dijera que reanudaría las operaciones en una planta dañada al norte de Tokio el 15 de junio, unas pocas semanas antes de lo estimado.

Eso fue un alivio importante para las automotrices.

Aunque Renesas -igual que Toyota- no especificó a qué ritmo de producción llegarían, los inversores celebraron el anuncio, elevando ligeramente a las acciones de las automotrices japonesas y revirtiendo pérdidas previas.

La proyección de Renesas, que tiene una cuota de mercado de un 40% en los chips microcontroladores para autos globalmente, fue un "gran factor" para que Toyota pudiera tener más claridad respecto a su producción propia, dijo el vicepresidente ejecutivo de Toyota, Shinichi Sasaki.

"El mercado estaba preocupado acerca de la claridad sobre cuánto duraría esto y Toyota entregó un grado de eso", dijo el analista automotor Kurt Sanger, de Deutsche Securities. "Son noticias positivas", agregó.

Las acciones de Toyota cerraron con un avance del 3,1%, mientras que las de Nissan Motor Co ganaron un 3,6% y las de Honda Motor Co ganaron un 2,3%.

Algunos dijeron que la proyección de Toyota podría ser conservadora a la luz de los recientes signos de fábricas que empiezan a regresar a sus funciones, dijo un gestor de fondos.

"Según lo que estamos oyendo directamente de las compañías, parece que la recuperación en terreno es más rápida de lo que la gente cree y Toyota bien podría retomar la producción inclusive más rápido de lo que establecieron", dijo Tetsuro Ii, presidente ejecutivo de Commons Asset Management.