Los Ángeles. Sumado a una ola de demandas por heridas personales tras un retiro masivo realizado por Toyota, la automotriz ahora enfrenta un creciente número de demandas colectivas de consumidores -más de 40 hasta el momento- por la baja en el valor de venta de sus autos.

Las demandas de consumidores por daños económicos debido al valor disminuido de un Toyota retirado han sido presentadas en al menos 30 estados, principalmente en cortes federales.

Las acciones podrían acabar costando más de US$2.000 millones a la automotriz, estimó Tim Howard, principal asesor de un equipo de firmas legales que maneja cerca de la mitad de los casos.

Todas las demandas federales deberían ser consolidadas en una demanda única en los próximos tres a cuatro meses, luego de una audiencia ante un panel de jueces fijada para el 25 de marzo en la corte de distrito de San Diego, dijo Howard.

Las operaciones estadounidenses de Toyota Motor Corp tienen sede en California. Un portavoz de la compañía declinó ofrecer comentarios.

Las demandas contra la automotriz japonesa han aumentado drásticamente en las semanas desde que comenzó el mayor retiro de su historia para corregir problemas con alfombras de piso y pedales de aceleración que se atascan, a los que se responsabiliza por la aceleración súbita en sus vehículos.

Esta semana, un retiro separado fue anunciado por defectos en los frenos del híbrido más vendido de Toyota, el Prius, y reguladores estadounidenses dijeron que están analizando decenas de quejas sobre potenciales defectos en los volantes del modelo más nuevo de Corolla.

Toyota ha retirado unos 8,5 millones de vehículos.

Las demandas relacionadas con heridas y muertes son los casos más notorios presentados contra Toyota.

Hasta 19 muertes en accidentes en Estados Unidos ocurridas durante la última década podrían estar ligadas a problemas de aceleración de autos de Toyota, han dicho funcionarios en el Congreso. Un número no precisado de heridas podría llevar a más acciones legales.

Una demanda colectiva fue presentada este lunes en Los Ángeles a nombre de accionistas estadounidenses que acusan a Toyota de engañar a los inversores.

Howard, un profesor de leyes de la Northeastern University, dijo que las demandas colectivas se basan en la premisa de que para los compradores de vehículos Toyota "si tratan de vender su auto hoy, vale mucho menos que hace dos semanas".

Importantes servicios de valuación de automóviles como Edmonds y Kelley Blue Book han reducido el valor de reventa de los autos de Toyota en hasta 3,5%, y se esperan reducciones de hasta 6%, dijo Howard.