Toyota Motor Corp recortará la producción de su vehículo premium Lexus en aproximadamente un 20% en momentos en que las protestas contra Japón golpean las ventas en China, informó el Nikkei.

Las ventas de Toyota cayeron alrededor de un 30% después de que algunas de sus tiendas en China se vieron dañadas durante las violentas demostraciones respecto a la adquisición del gobierno de Japón de tres islas en el Mar de China Oriental, dijo el periódico de negocios.

Los temores se intensifican respecto a que los disturbios podrían dañar los vínculos económicos entre Japón y su socio comercial más grande. En el 2011, su comercio bilateral creció un 14,3% a un récord de US$345.000 millones.

Toyota reducirá su producción de los modelos Lexus como el ES, un sedan vendido exclusivamente en el extranjero, y el CT 200h, un vehículo híbrido compacto, en una fábrica en la prefectura de Fukuoka, reduciendo diariamente la producción de vehículos a 1.000 desde 1.300, según el Nikkei.

La fábrica, que envió un 22% de su producción del año pasado a Asia, podría no cumplir con su objetivo de producción para este año de 350.000 unidades, aseguró el periódico.

Sin embargo, la disputa no impactará la producción de las otras automotrices japonesas tales como Nissan Motor Co y Honda Motor Co ya que exportan una menor cantidad de vehículos a China, informó el Nikkei.