La empresa japonesa Toyota Motor Corp anunciará la instalación de una nueva planta de automóviles en México en el primer trimestre del 2015, confirmó una fuente de la Secretaría de Economía (SE).

Toyota es la única armadora grande que aún no tiene una fábrica de autos en México. Ya opera una planta de camionetas pickup en Baja California, con una capacidad de producción de 63.000 Tacomas al año.

A finales del 2014, Francisco González, director general de ProMéxico, informó que la decisión de Toyota ya estaba tomada, pero el anuncio ha sido desfasado por razones no conocidas públicamente.

“Hay muchas expectativas sobre este anuncio”, dijo Mario Fernández, socio líder de la práctica japonesa de KPMG en México. El establecimiento de la planta impulsaría aun más el auge de México en la atracción de inversiones en la industria terminal automotriz.

El presidente Akio Toyoda ha enfatizado la necesidad de que el fabricante más grande del mundo de automóviles agote todas las medidas para incrementar la producción con las fábricas existentes.

Adicionalmente a la nueva planta, Toyota invertirá US$240 millones para armar un nuevo vehículo subcompacto en las instalaciones de Mazda en Salamanca, Guanajuato.

A pesar de la confirmación gubernamental sobre la instalación de la nueva planta, Toyoda mostró el año pasado moderación, después de que una expansión excesiva contribuyó a una pérdida en el año fiscal 2009 y del retiro del mercado de más de 10 millones de vehículos, debido a una aceleración involuntaria

Adicionalmente a la nueva planta, Toyota invertirá US$240 millones para armar un nuevo vehículo subcompacto en las instalaciones de Mazda en Salamanca, Guanajuato.

Ahí producirá 50.000 subcompactos, de los cuales 8.000 se venderán en el mercado interno y el resto sería para la exportación, según informó Tom Sullivan, director general y presidente de Toyota Motor Sales de México.

La de Toyota sería la octava planta nueva anunciada en México desde el 2011, junto con las de Nissan-Renault, Honda, Mazda, Audi, Infiniti-Mercedes Benz, BMW y Kia. Con ello, México pasará de operar 12 plantas en el 2012 a 20 en el 2019, y se perfilará como un productor de automóviles de alta gama.

Toyota, que incluye a las unidades Daihatsu e Hino, se ubicó como el primer fabricante global en romper la marca de los 10 millones de vehículos vendidos al año en el ejercicio que terminó en marzo del 2014. Su ganancia operativa fue de US$17.900 millones.

Fuerza laboral, ventaja competitiva en precio entre mercados emergentes: IP. La fuerza laboral calificada a precios muy competitivos con que cuenta México es su mayor ventaja ante los mercados emergentes para atraer inversión al país, de acuerdo con 84% de empresarios mexicanos.

El estudio denominado “International Business Report”, de la casa asesora internacional Grant Thornton, revela que para 68% de los empresarios otra gran ventaja que tiene el país es la seguridad jurídica en el mercado mexicano.

Luis Fernando Acosta, socio encargado de la oficina Tijuana en Grant Thornton México y especialista en temas de maquiladora, dijo que en los últimos años se ha encarecido la fabricación de artículos en el mercado chino y muchas empresas estadounidenses han expandido sus operaciones en México.

Derivado de esta gran ventaja que ofrece el mercado mexicano a las multinacionales que buscan la mejor opción dentro de la industria maquiladora para establecer sus plantas de operación, previó una alta inversión extranjera en las ciudades fronterizas en los próximos años.

A decir de 64% de los empresarios, otra ventaja competitiva es la sólida economía con baja tasa de riesgo en el país, colocándose este punto en la tercera posición del ranking y seguida del libre mercado con incentivos fiscales con 58 por ciento.

En la encuesta aplicada a empresas privadas y públicas también se plantea que 10% de los empresarios mexicanos considera que existen más desventajas que ventajas para la atracción de inversión al país.