El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y la ministra de Industria, Débora Giorgi, mantuvieron una reunión con directivos de la empresa automotriz, quienes hicieron el anuncio.

Los fondos estarán destinados a la ampliación de la capacidad productiva de la planta que la empresa japonesa tiene en la localidad de Zárate, con el objetivo de producir 140.000 unidades anuales.

Además, se plantea la construcción de una nueva planta de eje trasero, chasis, y playas logísticas, edificios de estampado y almacén de partes, con el objetivo de "consolidar a Toyota Argentina como base exportadora a Latinoamérica", informó hoy el Ministerio de Industria.

Las obras comenzaron en julio pasado y al momento se llevan invertidos 1.500 millones de pesos (US$187 millones), de los cuales 800 millones (US$100 millones) son de un crédito de Banco Nación Argentina.

Las nuevas inversiones de la empresa crearán más de 1.100 empleos directos hacia 2016 y permitirán un aumento de las exportaciones de US$3.100 millones, lo que implica un aumento de más de US$1.000 millones en comparación al 2013 y un superávit comercial de US$600 millones al año.

Del encuentro, que se concretó en Casa de Gobierno, también participó el presidente de Banco de la Nación Argentina, Ignacio Forlón.

Por parte de Toyota Motor Corporation estuvieron presentes el vicepresidente ejecutivo, Yasumori Ihara; el director para América Latina y el Caribe, Steve Angelo; el presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero y el gerente general de Asuntos Corporativos, Daniel Afione.