Toyota mantuvo el liderato en la clasificación mundial de los mayores fabricantes de vehículos en 2010, por delante de General Motors y separados por una diferencia inferior a las 30.000 unidades.

Las ventas mundiales de vehículos de Toyota crecieron en 8% a 8.418.000 unidades, informó la compañía en un comunicado.

Con el resultado, el grupo japonés sigue siendo el líder a nivel mundial por tercer año consecutivo.

GM, que perdió la corona en 2008 por primera vez en casi ocho décadas, dijo que sus ventas aumentaron un 12,2% en 2010 a 8.390.000 unidades.

Las entregas de la automotriz japonesa en China y los Estados Unidos, los dos principales mercados de Toyota, superaron las 2 millones de unidades en cada uno de esos países.

El crecimiento de GM en los EE.UU., a pesar de ser más lento que la media del sector, superó el ligero descenso de Toyota con un incremento del 6,3%. En China, las ventas de GM subieron un 29%, superando en 19% al fabricante de automóviles japonés.

Los números de GM implica una docena de marcas.