Tokio. Toyota Motor Corp anunció que reanudará la producción de tres modelos híbridos el 28 de marzo, después de que a comienzos de mes un poderoso terremoto interrumpió la producción de todo el sector.

La empresa retomará las operaciones para el Prius, el Lexus HS250h y el CT200h en la fábrica Tsutsuni en el centro de Japón y en la planta Toyota Motor Kyushu en el sur, dijo la portavoz Shiori Hashimoto.

Las 18 plantas que ensamblan vehículos Toyota y Lexus en Japón, incluyendo a las que son operadas por unidades del grupo, han sido cerradas por causa del terremoto. Unas siete plantas adicionales operadas directamente por Toyota, que fabrican motores y otras partes también han sido afectadas.

La paralización de la producción resultará en una pérdida de producción de al menos 140.000 vehículos.

Los problemas con la energía y las partes han hecho que otras automotrices japonesas no puedan retomar las actividades en sus líneas de montaje.

Honda Motor Co dijo el jueves que suspendería la producción en sus plantas japonesas hasta abril por lo menos el 3 de abril, extendiendo la paralización por una semana.

La tercera automotriz japonesa dijo que decidiría sobre planes más allá del 3 de abril dependiendo de la disponibilidad de partes.

Suzuki Motor Corp dijo que sus tras fábricas de ensamblaje en Japón seguirán cerradas el jueves y el viernes.

Otros fabricantes con inventarios reducidos quieren desacelerar la producción de sus modelos de bajas ventas. Por ejemplo, General Motors Co ha paralizado temporalmente su planta de camionetas en Shreveport en Louisiana.