Tokio. Toyota Motor Corp recortará su capacidad de producción en Japón en más de un 10% para el 2014 a alrededor de 3,1 millones de unidades desde los niveles actuales, prosiguiendo con la reducción de su actividad doméstica, informó el miércoles el diario financiero Nikkei.

El fabricante de automóviles no despedirá trabajadores como parte de los recortes y está dispuesto a garantizar que sus proveedores y socios domésticos sigan viendo rentabilidad, publicó el diario japonés.

La compañía quiere mantener su producción doméstica en alrededor de tres millones de vehículos por año, cerca de 500.000 unidades menos que los niveles actuales, incluso si un yen fuerte daña la rentabilidad de las exportaciones, sostuvo el periódico de negocios.

Toyota ya redujo su capacidad en 100.000 unidades en su fábrica filial situada en la prefectura de Shizuoka en Japón y se espera que a nivel general la producción doméstica descienda este año a alrededor de 3,6 millones de unidades, de acuerdo al reporte.

La capacidad de producción de la compañía era de alrededor de 3,9 millones de vehículos en Japón antes de que azotara la crisis financiera global, indicó Nikkei.