El fabricante japonés de automóviles Toyota retirará 22.869 vehículos exportados a China por defectos en el funcionamiento de los limpiaparabrisas, informó la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena (AQSIQ, siglas en inglés).

La compañía nipona ha decidido retirar algunos de sus Lexus IS producidos entre enero de 2006 y septiembre de 2011, dijo la AQSIQ en un comunicado publicado en su página web.

Los limpiaparabrisas frontales de dicho modelo podrían no funcionar apropiadamente contra la nieve debido a un problema con una de las tuercas, reportó la AQSIQ.

Toyota China y sus distribuidores se pondrán en contacto con los propietarios de los vehículos afectados y reemplazarán las tuercas defectuosas de manera gratuita, rezaba el comunicado.

En noviembre del año pasado, la empresa conjunta de la compañía en China, con sede en la provincia sureña china de Sichuan, retiró 16.237 autobuses debido al carácter defectuoso de sus husos.