El fabricante japonés Toyota ha recuperado su posición mundial como la marca de automóviles más valiosa del mundo, según el informe de las 100 marcas más valiosas del mundo BrandZ 2013.

Durante el último año, el valor de marca de Toyota ha aumentado un 12%, hasta los US$24.500 millones (18.600 millones de euros), uno de los principales del sector de la automoción.

En los ocho años transcurridos desde la publicación del primer informe de BrandZ, en 2006, Toyota ha sido considerada la marca con más valor del sector de la automoción seis veces, y la segunda posición en dos ocasiones.

Según el informe, aunque las ventas de automóviles han mejorado en algunas regiones, se han mantenido por debajo de los niveles anteriores a la recesión, lo que ha afectado negativamente a los valores globales de las marcas.

En cambio, las ventas mundiales de Toyota Motor Corporation (Toyota, Lexus, Hino y Daihatsu) en 2012 se incrementaron un 22,6%, hasta los 9,75 millones de unidades, lo que ha contribuido positivamente a la valoración de la marca de la compañía en el informe de este año.

BrandZ también sugiere que los movimientos en los valores de las marcas del sector se han visto afectados en parte por la creciente afinidad de los clientes hacia los vehículos híbridos.

Desde que Toyota lanzara el primer vehículo híbrido combinado Full Hybrid fabricado en serie del mundo en 1997, el Prius, las ventas de modelos híbridos Toyota y Lexus han superado los 5 millones en todo el planeta, con la posibilidad de elección entre doce modelos.

Lexus, la marca de vehículo de alta gama de Toyota, conserva la décima posición en la lista de las diez marcas de automóviles más valiosas, con un valor de marca de US$3.500 millones (2.700 millones de euros).

El informe de las 100 marcas más valiosas del mundo BrandZ, encargado por WPP y llevado a cabo por Millward Brown Optimor, analiza a unos dos millones de clientes de más de 30 países.