Sao Paulo. Los trabajadores de los mayores bancos privados de Brasil pusieron fin a una huelga de dos semanas tras aceptar una propuesta sobre salarios realizada por el mayor grupo de la industria financiera del país.

Según el acuerdo, alcanzado este miércoles en la noche, a los trabajadores de bancos del sector privado que ganen hasta 5.250 reales (US$3.170) al mes se les aumentará el salario en 7,5%, dijeron líderes sindicales.

En el caso de salarios más altos, se acordó el pago adicional de 393,75 reales al mes.

Los empleados de los estatales Banco do Brasil y Caixa Economica Federal también pusieron fin a su huelga luego de aceptar una propuesta del grupo bancario Fenaban para elevar todos los salarios en un 7,5%.

Los sindicatos abandonaron su plan inicial de un aumento de sueldo del 11% para las cerca de 460.000 personas que trabajan en la industria.

Los gremios también buscaban mejores condiciones de reparto de ganancias, a las que Fenaban se oponía férreamente.

Entre los grandes bancos de Brasil destacan Banco do Brasil, Caixa Economica Federal, Banco Santander Brasil, Banco Itaú Unibanco, Banco Bradesco, HSBC y Citigroup.