Rio de Janeiro. Los trabajadores de la petrolera brasileña Petrobras dijeron este lunes que irán a una huelga por tiempo indefinido desde el 16 de noviembre, en demanda de mejoras salariales y condiciones laborales más seguras, dijeron el lunes líderes sindicales.

Una huelga de la FUP, el sindicato de trabajadores del sector petrolero, podría dar apoyo a los precios del crudo si la producción cae lo suficiente como para obligar a Petrobras a aumentar sus importaciones.

"En siete rondas de negociaciones, la compañía ignoró las demandas de los empleados (...) principalmente respecto al problema de la seguridad", dijo en un comunicado la FUP.

La medida de la FUP le seguiría a recientes acciones similares de trabajadores brasileños, incluyendo a empleados bancarios, que buscan una mayor participación en el crecimiento económico.

Un portavoz de la estatal Petrobras aseguró que la compañía comentaría pronto sobre la situación.

En el pasado, la FUP canceló un planeado paro nacional después de que Petrobras, que cuenta con accionistas del Gobierno y el sector privado, hizo una oferta para incrementar la participación en las ganancias de los trabajadores.

La petrolera, basada en Río de Janeiro, ha buscado evitar las huelgas de sus trabajadores en los últimos años.

La continua demanda de los sindicatos de aumentos salariales han generado el temor a una mayor inflación en Brasil, que ya supera la meta del Gobierno.