Santiago. Miles de trabajadores de la chilena Codelco, la mayor productora mundial de cobre, alistaban este lunes una histórica paralización en reclamo por una reestructuración de la minera, en un conflicto que de expandirse podría empañar algunos de sus planes estratégicos.

Unos 16.000 trabajadores de la firma estatal decidieron realizar un paro de 24 horas, el primero en casi dos décadas, que produciría pérdidas por unos US$40 millones.

El presidente ejecutivo de la compañía, Diego Hernández, consideró que la protesta es una forma de mostrar inconformidad ante vitales ajustes que debe realizar la firma para mantener su producción para los próximos años.

"Esto parte por una insatisfacción, incomodidad ante los cambios que la empresa ha emprendido y que tiene que seguir realizando", dijo en la víspera a un diario local.

La medida de fuerza se suma a un dilatado conflicto de trabajadores tercerizados en su mina El Teniente, que ya le ha generado pérdidas superiores a los US$100 millones y dirigentes sindicales amenazan con escalar el conflicto si la gerencia declina escuchar sus demandas.

Para el directivo, los sindicatos buscan mostrar fuerza de cara a negociaciones con la compañía este año sobre beneficios de salud y jubilación.

Paralización no afectará cuota anual. La paralización del lunes detendría la producción de unas 4.900 toneladas, pero no afectará mayormente la cuota anual de Codelco de 1,7 millones de toneladas, y tanto la firma como sus trabajadores se comprometieron a garantizar la seguridad de la infraestructura.

La cuprífera posee un multimillonario plan de inversiones para los próximos años, con el que busca mantener sus niveles de producción amenazados por el declive en las leyes de sus minerales.

Entre los ajustes, la centenaria y emblemática mina Chuquicamata pasará de cielo abierto a subterránea, lo que llevaría a una reducción de 2.600 cargos en los próximos cinco años. Esto levantó los ánimos de los trabajadores que exigen a la administración un plan de estabilidad.

La medida de fuerza se suma a un dilatado conflicto de trabajadores tercerizados en su mina El Teniente, que ya le ha generado pérdidas superiores a los US$100 millones y dirigentes sindicales amenazan con escalar el conflicto si la gerencia declina escuchar sus demandas.

"Si la administración no cambia las cosas entonces obviamente veremos mayor conflictividad", dijo Guillermo Medina, líder sindical de El Teniente.

Además, la paralización le suma presión al ya complicado gobierno del conservador Sebastián Piñera, quien encara una sostenida caída en su aprobación en medio de protestas sobre mejoras en educción

El gobierno chileno ha dicho que es injustificada una paralización y ha pedido que la compañía y sus trabajadores busquen un diálogo que evite perjudicar a Codelco, que entrega todas sus ganancias al Estado.