Santiago de Chile. Los trabajadores de la mina Radomiro Tomic, situada en el norte de Chile y propiedad de la estatal chilena Codelco, retomaron este lunes sus funciones al llegar a un acuerdo con la dirección tras cuatro días de paralización en protesta por la muerte de un operario.

"Los trabajadores de planta de Radomiro Tomic ingresaron a sus funciones y comenzó paulatinamente el proceso de normalidad en la industria", declaró Cristian Cuevas, presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC).

Fuentes de Codelco confirmaron que las labores se retomaron este lunes.

La empresa no dispone aún de una estimación de pérdidas por esta movilización, que comenzó el pasado jueves y obligó el sábado a decretar el cierre provisional de la mina, un yacimiento a rajo abierto situado en la Cordillera de Los Andes y a 1.600 kilómetros al norte de Santiago.

Radomiro Tomic fue la división de Codelco que produjo una mayor cantidad de cobre en 2012, con 427.800 toneladas, de un total de 1,64 millones de toneladas obtenidas por la estatal, que es la mayor productora mundial de ese metal.

En la movilización participaron la mayoría de los 1.000 empleados de planta, que bloquearon los accesos a la mina, y con ellos se solidarizaron unos 3.000 contratistas y subcontratistas, representados por la CTC, detalló Cuevas.

Los mineros protestaban por la muerte de un operario de 37 años, ocurrida el sábado 23 tras un derrumbe en el yacimiento, que a juicio de los sindicatos se produjo por las deficientes medidas de seguridad en el yacimiento.

Los representantes de los trabajadores alcanzaron el acuerdo con los directivos de la empresa para deponer esta movilización a última hora del domingo. En él se incluye la salida del hasta ahora gerente general de Radomiro Tomic, Francisco Carvajal.

"La salida del gerente fue un gran triunfo de los trabajadores de planta y obedece a las denuncias de los trabajadores sobre la vulnerabilidad de las condiciones de seguridad en el trabajo", señaló Cuevas.

También se acordó que "no hubiera represalias contra los trabajadores" y que estos pudieran hacer horas extras para que se esta forma no se les descuenten del salario las jornadas no trabajadas.

Según Cuevas, ahora "la principal tarea que tendrá la gerencia de Codelco será mejorar las condiciones de seguridad de los trabajadores".

Con ese objetivo, la CTC, que agrupa a 50.000 trabajadores en todo el país, presentará hoy un oficio en el que solicita a Codelco que mejore las condiciones de los contratistas en Chile.