Santiago. Los trabajadores sindicalizados de la refinería Bío Bío, propiedad de la estatal chilena Empresa Nacional del Petróleo S.A. (Enap), comenzaron una huelga contra los planes de despido de la compañía, aunque la producción no se ha visto afectada, dijeron este viernes representantes del sindicato y de la empresa.

Los líderes sindicales convocaron a una huelga en vista de los planes de Enap de reducir los costos mediante el despido de 530 trabajadores -o cerca de un 15% de la fuerza laboral total de 3.380 empleados- luego de reportar una pérdida neta por US$78 millones en el primer semestre del año debido a los daños en sus refinerías Aconcagua y Bío Bío sufridos tras el devastador terremoto de febrero.

"Los trabajadores están protestando en Bío Bío y vamos a hacer lo mismo el lunes y martes en otras operaciones de Enap (...) Esto es una señal de advertencia para la empresa y podemos endurecer nuestra posición si no logramos llegar a un acuerdo", dijo Germán Contreras, presidente del Sindicato ENAP-Magallanes.

No obstante, la manifestación no ha afectado la producción en la refinería Bío Bío -que tiene una capacidad de 116.000 barriles diarios- y los trabajadores permanecen en el lugar para mantener las operaciones de la instalación, agregó.

La empresa aseguró que no existen problemas de producción y que tienen asegurado el suministro.

Enap abastece cerca del 80% de la demanda de combustibles de Chile y exporta productos refinados a Perú, Ecuador y América Central.