Ciudad de México. Trabajadores de la aerolínea Mexicana pidieron al gobierno federal un crédito por US$120 millones para reiniciar operaciones.

Los empleados, agrupados en una cooperativa, están  decididos a pedir un crédito blando. Las negociaciones y gestiones están siendo  lideradas por la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) .

"No tenemos recursos, no pedimos rescate, sino un préstamos blando para que podamos despegar", aseguró Guido Ebergeny, el secretario tesorero de la ASPA a Televisa, consignó El Economista. 

Ebergeny sostuvo que la cantidad es la que necesita la compañía para emprender de nuevo sus itinerarios. Adelantó que ya se han reunido con dos empresas nacionales, las cuales mantuvo su identidad bajo reserva. 

Este miércoles se han reunido con políticos de la bancada de Convergencia para tratar el tema de las reformas a la Ley General de Sociedades Cooperativas. 

La ASPA  es el organismo que lidera estos movimientos. La agrupación lleva siete meses de gestiones en favor de la aerolínea. 

El 28 de agosto de 2010, la Compañía Mexicana de Aviación tuvo que poner fin a sus operaciones para continuar con el proceso de concurso mercantil para reestructurar las deudas con sus acreedores.