Santiago. Los trabajadores del tercer yacimiento mundial de cobre, Collahuasi de Chile, iniciaron una paralización en demanda de mejoras laborales, anunció el sindicato el sábado.

La huelga en la mina, perteneciente a Xstrata y Anglo American, coincide con el noveno día de un paro laboral en el mayor yacimiento de cobre del mundo, la chilena Escondida, que ha generado preocupación sobre el abastecimiento y elevó los precios globales del metal.

El sindicato de esta última compañía -que reclama mayores bonos por producción- presentó a los operarios una nueva propuesta de la firma que fue considerada aún débil como para ser sometida a consulta, pero explicó que si Escondida mejora la oferta, el documento podría ser votado en las próximas horas.

"No estamos muy lejos", dijo el dirigente sindical Salomón Alcaíno a la salida de la asamblea de trababajores de la mina, que produce un 7% del cobre mundial.

La paralización de Escondida, que habría dejado de producir unas 24.000 toneladas de cobre, con un costo de US$240 millones, según estimaciones de Reuters, ha ayudado a apuntalar los precios del metal en el mercado internacional.

El estancamiento durante una semana del conflicto entre Escondida, controlada por BHP Billiton, y los 2.375 trabajadores que integran el sindicato obligó a la empresa a informar a sus clientes que no podrá cumplir con sus envíos de concentrado.