Santiago. Los trabajadores sindicalizados de la Minera chilena Escondida se irán al huelga desde este martes, puesto que no existió un acuerdo en medio de la negociación colectiva que llevan con la empresa.

A través de un comunicado, desde el sindicato explicaron que la medida se tomó luego que este domingo se reunieran con representantes de la empresa, ocasión en la que plantearon “la necesidad de reconocer el IPC acumulado entre diciembre de 2016 y julio de 2018. Asimismo, planteamos la necesidad de eliminar el condicionamiento del pago del Bono de Prácticas Operacionales”.

“Un representante de la Compañía nos ha informado que la misma no entregará una respuesta sobre estos aspectos fundamentales que requeríamos conocer, a fin de constatar su real voluntad para resolver la situación”, añadieron.

Ante ese escenario, explicaron que no queda claro si la empresa adoptaría una posición diferente en una eventual mediación, argumentando que no existen las garantías mínimas.

“Faltando menos de 24 horas para hacer efectiva la huelga legal, estamos poniendo en marcha los preparativos de nuestros planes de contingencia, realizando las coordinaciones y comunicaciones a nuestros socios”, reza el comunicado.

Asimismo, en el escrito señalaron que “faltando menos de 24 horas para hacer efectiva la huelga legal, estamos poniendo en marcha los preparativos de nuestros planes de contingencia, realizando las coordinaciones y comunicaciones a nuestros socios”.

En esa línea, informaron que ya llamaron a los “82 socios que integran los equipos de emergencia, que deberán presentarse en sus turnos regulares para cumplir con las funciones definidas por la autoridad de servicios mínimos”.

Por último, pidieron a la autoridad para que fiscalice el desarrollo de esta situación y que se cumplan las normas.

Gobierno alerta por contracción. Frente a esta compleja situación, los Ministerios de Hacienda y Minería admitieron que una inminente huelga en Minera Escondida generaría una contracción de la economía.

El titular de las finanzas públicas, Felipe Larraín, evaluó que la medida “sería un perjuicio para el país”, por lo que dijo esperar el éxito de las mediaciones que se realicen antes de la huelga.

“Nosotros esperamos que las instancias se agoten para que se encuentre una solución negociada, conversada, y que se evite en definitiva la huelga”, sostuvo.

En tanto, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, señaló que la inminente huelga “es una situación que preocupa”.

“Tanto la empresa como el sindicato son gente con experiencia y profesionalismo, por lo tanto, es necesario agotar todas las instancias con el fin de evitar una huelga tan larga como la que tuvieron el año pasado y que generó tanto daño en los ingresos de los trabajadores, de la empresa y también para el país”, dijo.