Bogotá. Los trabajadores sindicalizados de la mayor mina de carbón de Colombia, Cerrejón, iniciaron este jueves una huelga indefinida después de que fracasó una negociación para solucionar una disputa salarial, informaron fuentes de la central obrera.

Los líderes de los trabajadores dijeron que el cese de actividades, que podría afectar la meta de producción del país para el 2013 -estimada en 98 millones de toneladas- comenzó a partir de las 15.00 hora local (2000 GMT).

"Ya inició la huelga a las 3 en punto", dijo Orlando Cuello, dirigente de Sintracarbón.

Cerrejón, propiedad en partes iguales de BHP Billiton, Anglo American y Xstrata, produjo 34,6 millones de toneladas en el 2012. Colombia es el cuarto exportador de carbón más grande del mundo.

La empresa tiene más de 5.600 empleados directos de los cuales unos 4.500 pertenecen al sindicato, de acuerdo con Cerrejón, que rechazó la medida de fuerza.

"La decisión de Sintracarbón de iniciar una huelga, es infundada e irresponsable por sus graves consecuencias al descalificar la bondad del conjunto de beneficios que los trabajadores y la empresa ha construido a través de los años, y que hacen de Cerrejón una de las mejores empresas para trabajar", dijo un comunicado de la compañía.

Beneficios. La empresa ofreció un incremento salarial de un 5% para el primer año y del 4,2% para el segundo, o equivalente a la tasa de inflación más 1,4 puntos porcentuales, el que sea mayor.

Pero el sindicato exigía un incremento de un 7% para el primer año. La inflación de Colombia en el 2012 fue de un 2,44% y la meta para este año fue fijada en un rango entre 2% y 4%.

Cerrejón también ofreció pagar un bono a cada trabajador de unos US$7.000 y mejoras en los planes de medicina, subsidios de educación complementaria y préstamos para vivienda, que los trabajadores consideraron insuficientes.

La compañía dijo que tenía claridad sobre cuáles fueron las verdaderas motivaciones que los llevaron a decretar el cese de actividades.

"La empresa ofreció a los trabajadores una mejora importante en prácticamente todos los beneficios actualmente vigentes. Esta decisión implica que además de no recibir los beneficios ofrecidos en la convención que se negociaba, 5.657 empleados directos dejarán de percibir sus salarios y todos los beneficios que se les brinda", agregó.

En el 2011, los trabajadores de Cerrejón votaron ir a huelga, pero la empresa logró evitarla al llegar a un acuerdo.

La compañía está invirtiendo US$1.300 millones para aumentar la producción anual a 40 millones de toneladas en 2015.

Las negociaciones en Cerrejón son las primeras de una serie de disputas laborales prevista para este año en Colombia, en donde las compañías mineras y petroleras han enfrentando una alta conflictividad laboral y un aumento de los ataques de la guerrilla.

A la huelga de Cerrejón se sumó la prohibición de Drummond, el segundo exportador de carbón desde Colombia, para embarcar carbón desde su puerto en el Caribe, después de que la autoridad ambiental suspendió la licencia por un incidente en el que según denuncias hubo vertimiento de mineral al mar.