Buenos Aires. Los sindicatos de petróleo de las provincias patagónicas de Chubut y Santa Cruz en Argentina suspendieron el lunes una huelga que realizaban desde el sábado en la estatal YPF.

La huelga -en protesta por la baja actividad petrolera- afectó a 55 equipos de perforación y al 40% de la producción diaria de YPF.

El Gobierno ordenó una conciliación obligatoria, por lo que los petroleros retomaron las actividades el lunes y acordaron iniciar una mesa de negociación en Buenos Aires.

"Se resolvió acatar la conciliación y se coordinó una reunión para mañana (martes) en YPF", dijo a Reuters Carlos Gómez, portavoz del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Chubut.

YPF, que fue nacionalizada por Argentina en el 2012, registró una caída interanual del 59,5% en sus ganancias netas del primer trimestre del año al totalizar 855 millones de pesos (US$58,1 millones), debido a mayores costos operativos.