Trabajadores de la siderúrgica Alfredo Maneiro aplican desde este viernes operación morrocoy, en rechazo a la matriz de opinión de que el nuevo presidente de Siderúrgica del Orinoco (Sidor) sería Rafael Gil Barrios y no Carlos Faría.

El gobierno enfrenta una nueva crisis en Sidor. Francisco Rangel Gómez, Gobernador de Bolívar, ante la matriz de opinión que generó al decir que sería Rafael Gil Barrios, sería el presidente de Sidor y no Carlos Farías, las distintas corrientes políticas del chavismo, que adversan al mandatario regional, decidieron ir a una operación morrocoy denominada "El Sidorazo”.

Desde la madrugada están paralizadas las acerías de Palanquillas y Planchones. También están paralizadas las plantas de Pellas, Midrex 2, Manejo y Procesamiento de Escoria (Mape).

Desde tempranas horas de la mañana de este viernes, el mayor general, Cliver Alcalá Cordone, designado desde hace dos días jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral (Redi), ingresó a Sidor por el portón IV acompañado por los tercerizados, tratando de hacer de que se reinicien las operaciones en planta.

Las fuerzas políticas oficialistas con José Luis Hernández, secretario general de Sutiss, tienen prevista una reunión en horas del mediodía para fijar posición.

El representante de Tendencia Clasista dentro de Sidor, Cruz Hernández, explicó que el gobernador del estado, a través de los tercerizados, promovió el paro que le costó el puesto a Carlos D’Oliveira.

“Los trabajadores vimos como en motos de la policía eran movilizados los jefes del paro de tercerizados el pasado miércoles, que cerró la ciudad por 16 horas”, precisó en exclusiva a Emen.

De acuerdo al análisis que hace el Frente Bolivariano de Trabajadores, a raíz de la pérdida sindical en Ferrominera Orinoco, la organización optó por llamar a un paro "porque como fuerza sindical el equipo del gobernador que dirige José Ramón Rivero, ex ministro del trabajo, cada vez pierde más fuerza".