Río de Janeiro. Los líderes del principal sindicato de trabajadores petroleros de Brasil dijeron este jueves que una oferta de contrato de Petrobras no está a la altura de sus demandas y buscaron una reunión con el presidente ejecutivo de la compañía para discutir sus peticiones.

Mientras tanto, su huelga de 12 días continuará, dijo en un comunicado la FUP, la mayor federación sindical de trabajadores petroleros de Brasil.

En los últimos días la huelga ha reducido la producción de la petrolera estatal brasileña en unos 115.000 barriles por día, o alrededor de un 5,5% de su bombeo diario antes de que la huelga comenzara el 1 de noviembre.

El consejo nacional de la FUP se reunirá el viernes para debatir cualquier respuesta a una carta enviada el martes a Aldemir Bendine, presidente ejecutivo de Petrobras.

Petrobras ofreció el miércoles a los trabajadores un aumento salarial de un 9,54%, alrededor de la mitad de la demanda del 18% presentada por la FUP.

Petrobras ofreció el miércoles a los trabajadores un aumento salarial de un 9,54%, alrededor de la mitad de la demanda del 18% presentada por la FUP.

Si el sindicato consigue una reunión con Bendine, buscarán garantías de que los huelguistas no serán castigados por abandonar sus labores, que recibirán un sueldo por los días que estuvieron movilizados y que el contrato de los trabajadores de una unidad en el estado de Paraná esté en en línea con los de los miembros de la FUP.

La huelga, que ha reducido la producción de los campos petroleros y refinerías, es la mayor que ha enfrentado Petrobras en 20 años.