El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) modernizará su contrato colectivo de trabajo a partir del próximo año, considerando modificaciones a las condiciones laborales para atender la apertura en el mercado de hidrocarburos del país y la competencia que enfrentrará Petróleos Mexicanos (Pemex).

Ricardo Aldana, primer vicepresidente del Comité Ejecutivo del STPRM, dijo en entrevista que el cambio profundo del Sindicato se dará a partir del próximo año, cuando se elabore el nuevo contrato que habrá de establecer las nuevas relaciones laborales entre la empresa y los trabajadores.

Temas tan significativos como el esquema de jubilaciones y pensiones tendrán que ser resueltos, aunque “ése es un tema que todos tienen claro, el pago de pensiones es una deuda pública; si bien la Secretaría de Hacienda y Crédito Público obliga a todas las empresas a tener un fondo para hacer frente a sus pasivos, en el caso de Pemex no se hizo, ese dinero nunca se colocó en un fondo”, agregó.

Cabe recordar que en el capítulo XVI, cláusula 134, relativo a las jubilaciones, se detalla que los trabajadores que alcancen la jubilación recibirán cada 14 días 80% de su salario devengado en el último año.

En la última revisión contractual del 2013-2015, el STPRM revisó 258 cláusulas, de sus 27 capítulos y sus 16 anexos, de las cuales ratificó 168 cláusulas, mantuvo en supresión cuatro y se modificaron siete de forma. En sus anexos ratificaron 14 y se modificó uno.

No obstante, “es necesario que se revise nuevamente en su totalidad la relación laboral, porque así lo requieren los cambios que se hicieron a una ley constitucional en sus artículos 25, 26, 27 y 28, y hay que estar atentos a la discusión de todos los reglamentos, y dentro de ellos está la Ley de Pemex, que se tiene que modificar y 21 leyes más; seguramente tendrán repercusiones dentro de la empresa, que la van a obligar a ser más eficiente y tendremos que llegar a pactar con ellos como Sindicato”. Asimismo, será revisado el acuerdo de productividad, el cual tiene como objetivo central, detalló Aldana, “evitar las faltas, el ausentismo, el dispendio. Buscar prácticas más eficientes en los trabajos y encontrar en los reglamentos de labores adecuaciones a cada puesto, para estructurar nuevas relaciones de labores”.

En ese sentido, dijo que Pemex no tiene dificultades para competir, pues con todas esas acciones es posible que aumente la productividad en la empresa. “El verdadero problema es que Pemex no tiene los recursos adecuados, no tiene la posibilidad de adecuar presupuesto, por eso tiene problemas de mantenimiento”.

En este año, el STPRM sólo realizará la revisión del incremento salarial, para el cual ya presentó, como trámite, el emplazamiento a huelga para el 31 de julio, con una demanda de aumento de 8 por ciento.

Ajustes en puerta. Producto de la reforma energética, la relación contractual entre el sindicato petrolero y Pemex, que ampara a 144.000 trabajadores, se modificará para responder a las nuevas circunstancias de un mercado de hidrocarburos que se abrirá a los privados. Aquí algunas de las características del contrato en sus 27 capítulos, de los que se desprenden 258 cláusulas y 16 anexos.

- El Sindicato tiene un poder de decisión importante sobre quién ocupa las plazas laborales vacantes.

- Pemex se encarga de pagar los salarios, prestaciones, viáticos, ayuda para transporte y gastos conexos foráneos a 68 funcionarios del Comité Ejecutivo General, que incluye asesores sindicales y Consejo General de Vigilancia, cinco consejeros sindicales, 90 integrantes de las comisiones nacionales mixtas señaladas en este contrato, 158 comisionados nacionales y 12 comisionados adscritos directamente a las órdenes del Secretario General del STPRM.

- Cirugía plástica, estética y /o cosmética; atención odontológica; anteojos a 100%, permiso especial (con sueldo y pago) para atender alcoholismo y drogadicción.

- Cada trabajador activo recibe 60 días de aguinaldo.

- Los 70.000 pensionados incrementan su pago de jubilación según el incremento que obtengan los trabajadores activos cada año en su revisión salarial.