Panamá. Integrantes del Sindicato Unico Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) de Pananmá reanudaron este jueves las obras de ampliación en el canal, luego de acordar un aumento salarial de 9 y 10% con la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) para poner fin a una huelga de 15 días.

El consorcio Grupo Unidos por el Canal de Panamá (GUPC), a cargo de la edificación del tercer juego de esclusas del proyecto de ampliación de la vía interoceánica, reportó la asistencia parcial de trabajadores, tras el fin de la huelga que comenzó el pasado 23 de abril en medio de una negociación entre las partes de acuerdos laborales.

GUPC, que integran las empresas Sacyr Vallehermoso, Impregilo (Italia), Jan de Nul (Bélgica) y Constructora Urbana S. A. (CUSA/Panamá), señaló en un comunicado que la expectativa es que el personal se reincorpore progresivamente en su totalidad en los próximos días.

Las obras de ampliación del Canal de Panamá, que en un principio se calcularon en US$5.250 millones y cuya finalización estaba prevista para este año, muestra un avance de casi 75%.

El administrador de Canal de Panamá, Jorge Quijano, señaló el pasado martes que la huelga dejaba pérdidas por al menos un millón de dólares por día. Agregó que la detención de las obras afectaba la posibilidad de concluir los trabajos a finales de 2015, para comenzar la operación de la estructura ampliada a inicios de 2016.

El proyecto sufrió este año un retraso en medio de un conflicto por el reclamo que GUPC presentó ante la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), debido a los sobrecostos por US$1.600 millones atribuidos a imprevistos en el desarrollo de la obra.