Santiago.  A las 07:23 horas local, se produjo en el Sistema Interconectado Central (SIC) de Chile una interrupción del suministro eléctrico el cual afectó al sector sur de la Región Metropolitana.

”Una línea de la subestación Alto Jahuel, específicamente Los Almendros, estuvo sometida a trabajos el fin de semana y en el proceso de reconexión se originó un cortacircuito. Eso hizo que el interruptor explotara, lo que llevó a una baja de consumo  cercana a los 600 MW”, explicó el ministro de Energía de ese país, Ricardo Raineri.

Esta situación derivó en la salida de servicio de las subestaciones: Buin, La Pintana, Santa Rosa Sur, Santa Raquel, Macul, San Joaquín, Club Hípico, Cisterna, EFE Espejo, Las Acacias, Malloco, Panamericana, Florida, Ochagavía y San Bernardo.

Esto provocó que 429 mil clientes de Chilectra quedaran sin suministro eléctrico y en el caso de CGE Distribución fueron aproximadamente 195 mil.

Dado el anillo con el cual se abastece la ciudad de Santiago es que se pudo en un tiempo muy corto recuperar el suministro, “la falla ocurrió a las 7:23 de la mañana y cerca de las 8:33 estaba todo el suministro a nivel de lo que son las redes recuperado”, aseguró el jefe de cartera.

El ministro explicó que las responsabilidades tienen que ser investigadas y para eso las empresas tienen un período de cinco días hábiles para enviar un informe al Centro de Despacho Económico de Carga CDEC-SIC, dando cuenta de las fallas y sus causas.

Con posterioridad, hay un plazo de 15 días para desarrollar un informe que grafique con mayor detalle de lo ocurrido.

“Con esos análisis se inicia un proceso de investigación por parte de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), y si dentro de ese proceso se detecta que hubo errores humanos o problemas de mantenimientos, lógicamente eso dará origen a las sanciones que contempla la Ley”, enfatizó Raineri.