El gremio de transportadores de Colombia anunció este viernes que más de 340.000 vehículos de carga pararán sus actividades a partir de las cero horas de este sábado, en protesta por la decisión del Gobierno de subir el precio de los combustibles.

Así lo confirmó el presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), Pedro Aguilar, quien señaló que la inmovilización de los vehículos de carga obedece a la medida que tomó el pasado jueves el ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo, de incrementar para marzo los precios de la gasolina y el ACPM.

"Es una decisión tomada, aquí no tiene reversa la inmovilización de 346.000 vehículos. Ya se consultó con las diferentes seccionales de la Asociación Colombiana de Camioneros y con la Junta Directiva de la Asociación de Transportadores de Carga, que están de acuerdo", indicó Aguilar a Caracol radio.

Agregó que "el Gobierno Nacional de una manera muy inadecuada incrementó el precio de los combustibles en contra de pueblo colombiano, en contra de sus ciudadanos y en contra del sector del transporte que es tan importante".

El ministro de Minas y Energía admitió este viernes que fue necesaria el alza de los precios de la gasolina al consumidor por el crecimiento del costo de la materia prima, es decir, el precio internacional del petróleo.

Renjifo dijo también que la fijación del precio de la gasolina tiene dos componentes importantes: los impuestos y el costo de producción. En cuanto a impuestos explicó que estos se redujeron 200 pesos (0,11 centavos de dólar) por galón desde la vigencia de la reforma tributaria y esto se mantiene.

De igual manera, la Confederación Colombiana de Transportadores (CCT), a través de un comunicado, informó sobre su decisión de unirse al paro.

"El presidente de la Confederación Colombiana de Transportadores (CCT), Jorge Ignacio García, confirma que a la medianoche de este viernes entrarán en paro luego del alza a los combustibles que decretó el Gobierno", reseña el comunicado.

Mientras, la Asociación de Transportadores de Carga (ATC) anunció que se unirá al paro "de no reversarse el incremento al precio de los combustibles".

Tras conocer la decisión de los camioneros, la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez, manifestó que no va a negociar bajo presión.

El Gobierno y transportadores venían adelantando diálogos en los últimos días para escuchar las inquietudes de los camioneros de carga, y ayudarlos a competir con los cambios del mercado.

"Habíamos avanzado mucho en las conversaciones, pero desafortunadamente los camioneros se pararon de la mesa. Aunque tengo conocimiento, porque he hablado con varios de la agremiación, que no todos están de acuerdo con el paro", señaló la ministra en una rueda de prensa.

La funcionario dijo además que si no hay paro siguen en la mesa, "porque el Gobierno está dispuesto a sentarse a la mesa, pero no bajo presión", puntualizó.

Este anuncio de paro sucede cuando miles de cultivadores de café mantienen bloqueadas desde el pasado lunes al menos quince carreteras del país para reclamar una respuesta efectiva del Gobierno a la crisis del sector, causada por los bajos precios del grano y el progresivo empobrecimiento de los productores.