Los puertos constituyen actualmente una parte fundamental en las cadenas logísticas de producción, transporte y distribución, y se han convertido en un importante eslabón en el comercio internacional. Actualmente, el 95% de las mercancías que se transportan en el mundo se hace por mar.

Los puertos modernos ya no consideran sólo las actividades tradicionales del transporte marítimo, sino que también tienen en cuenta las operaciones de transporte previas y posteriores a la llegada de la mercancía al puerto, donde hay que contar con tres factores fundamentales desde el punto de vista competitivo: coste, tiempo y calidad del servicio.

Surge aquí el concepto de punto nodal de las cadenas de transporte, donde se produce el cambio de modo de transporte de los diferentes tipos de mercancía, y que es aplicable a cualquier tipo de tráfico: granel, sólido o líquido, carga contenerizada, etc.

[[wysiwyg_imageupload:7124:]]

El transporte mediante contenedores está ampliamente extendido por todo el mundo, lo que ha llevado a introducir importantes y novedosas tecnologías dentro de los puertos, que buscan la manera de adaptarse para poder acoger la mercancía que se transporta dentro de estos elementos.

[[wysiwyg_imageupload:7125:]]

Las dimensiones de los contenedores se encuentran normalizadas para facilitar el proceso de manipulación de los mismos, existiendo diferentes tipos. La unidad de media empleada para los contenedores son las TEU (del inglés, Twenty-foot Equivalent Unit, es decir, unidad equivalente a 20 pies) y expresan la capacidad de carga de los mismos. Los contenedores más comunes son los de 20 y los de 40 pies, siendo los más utilizados los segundos. Éstos están fabricados en diferentes materiales, siendo el más común el acero, pero también podemos encontrarlos de aluminio u otros materiales.

El transporte en estos recipientes de carga incluye muchas ventajas: reducción de costes frente a otros medios; ahorro de espacio, ya que pueden superponerse; gran seguridad para la carga transportada, ya que no se corre riesgo de daños en el material. Además existen diferentes tipos de contenedores en función de la mercancía que se transporte.

En la siguiente infografía recopilamos los puertos más importantes del planeta por tráfico de contenedores expresado en TEU a cierre del año 2015, así como las principales rutas de transporte marítimo internacional.

[[wysiwyg_imageupload:7126:]]

Como se ha visto, las infraestructuras portuarias son fundamentales para el transporte internacional y cobran cada día más relevancia. La ampliación y el mantenimiento de las infraestructuras existentes, así como el diseño y la construcción de nuevas y más modernas instalaciones, pueden suponer interesantes retos y oportunidades para los profesionales de la ingeniería civil.