Bogotá. Los inversores retomaron el interés en proyectos viales en Colombia y ya aseguraron recursos por unos US$6.700 millones, después de que escándalos de corrupción como el de Odebrecht frenaron al sector de infraestructura, anunció el jueves el Gobierno.

Ese monto está representado en créditos con la banca local e internacional para 14 proyectos de construcción de carreteras, puentes y túneles, de los cuales seis se consiguieron durante los últimos 8 meses, dijo el ministro de Transporte, Germán Cardona.

El funcionario dijo que además se tiene previsto concretar la financiación de otros dos proyectos por casi 1,7 billones de pesos (unos US$600 millones) antes de que termine el actual gobierno del presidente Juan Manuel Santos, en agosto.

Las empresas que desarrollarán los proyectos son de Colombia, España, Austria, Corea del Sur, Costa Rica e Israel.

"El daño que le hizo esa multinacional a Colombia desde el punto de vista político y reputacional fue muy grande, casi todo el año 2017 fue perdido (...) toda la banca nos cerró las puertas".

Escándalos como el de Odebrecht y de otras constructoras locales, acusadas de ofrecer sobornos para obtener contratos, frenaron el año pasado el ambicioso programa de vías de Cuarta Generación (4G) de casi US$18.000 millones, que inicialmente estaba previsto para finalizar en el 2021, pero que ahora se extendería por un par de años más.

"El daño que le hizo esa multinacional a Colombia desde el punto de vista político y reputacional fue muy grande, casi todo el año 2017 fue perdido (...) toda la banca nos cerró las puertas y nos ha tocado un proceso de recuperación de la confianza que hoy nos permite que tengamos esos cierres financieros en firme", explicó Cardona a periodistas.

La situación provocó el estancamiento del sector de la construcción, uno de los principales motores de la economía, que llevó a que el país creciera un tímido 1,8% el año pasado, inferior al 2% del 2016.

Incorporando la dinamización de las obras viales, el Gobierno tiene como meta una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 2,7% para este año.