Luego de la multa de más de US$2 millones que impuso a Bolivia por el incumplimiento de envíos de gas en julio, Argentina solicitó a YPFB tomar previsiones para honrar el contrato y evitar la disminución de cupos. El Gobierno reiteró que las operadoras pagarán la sanción.

“Argentina va a seguir siendo un comprador importante de gas y de electricidad de Bolivia, y Bolivia tendrá que ver todas las previsiones para que no nos falte el gas (a los argentinos)”, declaró el embajador de Argentina en Bolivia, Normando Álvarez.

El viernes, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó, en un comunicado, sobre el incumplimiento con el suministro de gas a Argentina y de la multa que deriva de dicha acción, que, en su criterio, será traspasada a las operadoras.

“Los incumplimientos de volúmenes de gas en julio se deben principalmente a la demora de ingreso en producción de la Planta de Incahuasi. Estas demoras se atribuyen a diferentes factores, como los hallazgos arqueológicos en la zona de la Tea que tuvo como consecuencia realizar nueva ingeniería, solicitudes de permisos y movimiento definitivo de la Tea en otra posición... (entre otros),” se lee en parte del boletín de YPFB.

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, reiteró ayer que gran parte de la multa será pagada por las empresas de servicios y que en adelante se vislumbran millonarias inversiones que garantizarán una mayor producción de gas.

“Si hay problemas en este pago, un gran porcentaje será (honrado) por aquellas empresas de servicios que no han cumplido los programas de trabajo que presentaron a YPFB”, sostuvo la autoridad en entrevista con la emisora estatal Patria Nueva.