Madrid. ACS y Acciona, a través de sus respectivos consorcios, han sido precalificadas para acometer el diseño, construcción, operación y mantenimiento del proyecto para recuperar la navegabilidad del río Magdalena, la principal arteria fluvial de Colombia, por un importe de 945 millones de euros (US$1.300 millones).

Esta obra faraónica está llamada a ser el principal proyecto de infraestructura de transporte en la historia de Colombia.

En concreto, Acciona participa en un consorcio de la mano de la belga Jan de Nul (presente también en los trabajos de ampliación del Canal de Panamá), Consultores del Desarrollo y Castro Tcherass, según datos oficiales.

Por su parte, ACS, a través de su filial Iridium, puja por el contrato en consorcio con las compañías Van Oord Colombia, RM Holding SAS Business Inc y Juneau Business.

Además, la corporación para el proyecto ha precalificado a un tercer consorcio, en el que participa el grupo brasileño Odebrecht y Valores y Contratos (Valorcon).

El Consejo Superior de Política Fiscal (Confis) colombiano ha aprobado una asignación cercana a los 945 millones de euros (US$1.300 millones) para ejecutar las obras en los 700 kilómetros, según anunció el pasado 4 de mayo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

En abril de 2013, nueve consorcios mostraron interés por el proyecto, entre los que figuraba la española FCC.

La recuperación de la navegabilidad de este río irá desde el municipio de Puerto Salgar, en el centro del país y a unos 200 kilómetros al noroeste de Bogotá, hasta Barranquilla, lo que permitirá reducir a la mitad el coste del transporte, según aseguró el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

"Esta obra es un sueño, un sueño que tenía el propio Simón Bolívar. Él decía que el río Magdalena debía ser la arteria principal del país, para su desarrollo, para su bienestar. Y estamos hoy haciendo realidad ese sueño", según señaló entonces Santos.

Las empresas precalificadas tendrán hasta el 4 de julio para presentar sus propuestas, de forma que el contrato podrían adjudicarse a finales de julio.

Está previsto que en los siguientes nueve meses tras la adjudicación esté terminada la primera fase de los trabajos: el dragado desde Barrancabermeja a la desembocadura, unos 500 kilómetros, aseguró.

Una vez que el proyecto esté terminado, el río tendrá una profundidad de dos metros y podrá transportar a los convoyes de hasta 7.200 toneladas (el equivalente a unos 234 camiones).

El río Magdalena tiene una longitud de más de 1.500 kilómetros y es navegable desde Honda hasta su desembocadura en el mar Caribe.

Su cuenca ocupa el 24 % del territorio continental del país y es considerado el río más importante de Colombia, pese a no ser ni el más largo ni el más caudaloso.