Grupo Pão de Açúcar, el minorista más grande de Brasil, dijo este viernes que tres ejecutivos de alto rango dejarían la compañía, en una señal de que el grupo francés Casino está dejando su marca en el directorio.

Casino asumió el control de Pão de Açúcar en los últimos meses después de una disputa el año pasado sobre la propiedad con el presidente Abílio Diniz, cuyo padre fundó al minorista brasileño.

El vicepresidente senior de relaciones corporativas Pão de Açúcar, Hugo Bethlem, dejará la compañía, según un documento presentado ante el regulador de valores, y su papel será asumido por Vitor Fagá, el jefe de relaciones con los inversores.

José Roberto Tambasco, jefe del negocio minorista, asumirá la dirección de las unidades de farmacias y estaciones de combustible anteriormente operadas por Caio Mattar.

El papel de Mattar como presidente de la unidad minorista en línea será adoptado por Ramatis Rodrigues, quien ahora dirige mercadotecnia, cadena de suministros y estrategia comercial.

El presidente ejecutivo Eneas Pestana asumirá las responsabilidades de la saliente jefa de recursos humanos Sylvia Leão de manera interina, hasta que la compañía contrate a un nuevo ejecutivo.