Río de Janeiro. Tres ejecutivos del grupo brasileño Camargo Correa fueron condenados el lunes por lavado de dinero, corrupción y otros cargos, mientras que la policía federal de Brasil acusó formalmente a Marcelo Odebrecht, presidente ejecutivo de Odebrecht SA.

Los responsables de Camargo Correa son los primeros dirigentes de la industria de la construcción sentenciados en un gigantesco escándalo de fijación de precios y sobornos que implica a la compañía petrolera estatal Petrobras.

Las condenas fueron impuestas por el juez Sergio Moro, de la Corte Federal de Curitiba, indicó el tribunal en su dictamen.

Entre los convictos están Dalton dos Santos Avancini, presidente ejecutivo de Camargo Correa Construções e Participações SA ; João Ricardo Auler, presidente de la junta de directores de la firma; y Eduardo Hermelino Leite, un alto ejecutivo de la compañía, informó la sentencia.

Las condenas responden a las acusaciones generadas por un intento de adulterar el proceso de ofertas de contratos en Petróleo Brasileiro SA -nombre oficial de Petrobras-, indicó el veredicto.

En tanto, la policía acusó a Marcelo Odebrecht, el CEO de la mayor firma de ingeniería de América latina y heredero de la familia fundadora, de lavado de dinero y otros delitos, de acuerdo con documentos legales que se conocieron el lunes.

Odebrecht fue acusado de fraude, lavado de dinero, corrupción, delitos contra el orden económico y crimen organizado, de acuerdo con el documento legal.

Solo los fiscales estatales pueden presentar cargos en las cortes brasileñas.