Chevron anunció este martes que un Tribunal Internacional de Arbitraje, convocado bajo la autoridad del Tratado Bilateral de Inversiones entre Estados Unidos y Ecuador (BIT), y administrado por la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, dictaminó que tiene jurisdicción para conocer las demandas de Chevron contra la República del Ecuador.

Chevron presentó su solicitud de arbitraje en 2009, alegando que el Ecuador violó sus obligaciones bajo el mencionado Tratado Bilateral de Inversiones y las leyes internacionales.

Chevron considera que la demanda de arbitraje de la compañía se origina en que el gobierno del Ecuador ha pretendido beneficiarse injustamente del juicio ambiental que actualmente se ventila contra la firma en Ecuador y del fracaso de sus cortes para administrar justicia, "en un proceso legal marcado por el fraude".

Además, Chevron sostiene que el gobierno del Ecuador no ha respetado un anterior acuerdo de liberación y finiquito que firmó con Texaco Petroleum Company (ahora subsidiaria de Chevron), cuando concluyó el Consorcio entre Texaco Petroleum y Petroecuador.

"Con la decisión tomada hoy (este martes), Chevron procederá, en base a los méritos de este arbitraje, a responsabilizar al Ecuador por el fraude que se está cometiendo a través de su sistema judicial. Las pruebas documentales y de video que confirman el fraude son irrefutables. La disfunción del poder judicial del Ecuador ha sido puesta en evidencia, tanto en el caso de Lago Agrio como en el reciente caso de El Universo, que incluye un fallo escrito por terceros contra periodistas", dijo Hewitt Pate, vicepresidente y director jurídico de Chevron.

"Sería aconsejable que la República del Ecuador aproveche esta oportunidad para adoptar un camino más constructivo, en lugar de permitir que los abogados estadounidenses de los demandantes continúen causando aún mayores daños, por los que, en última instancia, el Ecuador podría ser responsabilizado", agregó Pate.

La demanda de arbitraje de Chevron procederá ahora a la etapa de análisis del fondo del reclamo.

En fallos anteriores, el Tribunal ha notificado a la República del Ecuador que en caso de que finalmente se imponga el arbitraje de Chevron, “toda pérdida proveniente de la ejecución de la sentencia (emitida en el juicio de Lago Agrio) podrían ser pérdidas por las que sería responsable (la República del Ecuador) ante (Chevron) bajo el derecho internacional”.