Tokio. El Tribunal de Distrito de Tokio dijo este lunes que extendió por 10 días, hasta el 11 de enero, la detención de Carlos Ghosn, expresidente de Nissan Motor Co.

Esta última decisión judicial hará que Ghosn permanezca en el principal centro de detención de Tokio, donde se encuentra recluido desde que fue arrestado por primera vez el 19 de noviembre por denuncias de irregularidades financieras.

Desde entonces, Ghosn ha sido arrestado nuevamente dos veces por otras denuncias y porque no habría reportado su salario en Nissan por un periodo prolongado. Él ha negado esas acusaciones.

Las llamadas a la oficina del abogado de Ghosn, Motonari Otsuru, no fueron contestadas el lunes, un día en que es feriado no oficial en Japón.

Un portavoz de Nissan dijo que el fabricante de automóviles no está autorizado a comentar sobre el desarrollo más reciente del caso.

"La propia investigación de la compañía está en curso y su alcance continúa ampliándose", dijo el portavoz.

La decisión de prorrogar la detención de Ghosn se produce un día antes de que el periodo de arresto de 10 días por su última acusación expire este martes, y se conoce tras la liberación bajo fianza la semana pasada del exejecutivo de Nissan Greg Kelly.    

Tanto Ghosn como Kelly fueron arrestados inicialmente a fines de noviembre y fueron acusados ​​de no informar el salario del primero en Nissan durante un ciclo de cinco años a partir de 2010. Ambos niegan los cargos.