Madrid. Un juzgado español ha abierto una vía penal contra la petrolera Repsol-YPF por dos fugas de crudo mar adentro frente al delta del Ebro, en el mar Mediterráneo, dijo este sábado el diario El País.

El periódico, que citaba fuentes judiciales, dijo que el tribunal estaba intentando determinar si la firma estadounidense Pride of North America, que manejaba la plataforma subcontratada para las prospecciones, era responsable.

Un portavoz de Repsol-YPF no pudo confirmar de inmediato si el tribunal había iniciado el procedimiento, pero dijo que el derrame había sido limitado.

"Fue un incidente menor que se solventó y se limpió en unos días", sostuvo.

El País citó a un funcionario de Repsol-YPF que aseguró que la cantidad de crudo vertida había sido "mínima, ya que las autoridades ni activaron el plan de contingencia".

El periódico añadió que Repsol-YPF había pagado ya 250.000 euros en compensaciones el año pasado a los pescadores por el derrame de los pozos Montanazo D-5 y Lubina-1, que se encuentran a 45 kilómetros de las costas de Tarragona.

Repsol-YPF lleva buscando petróleo en el Mediterráneo desde los años 70.