Un tribunal internacional determinó que Ecuador debe pagar a la petrolera estadounidense Chevron unos US$96 millones por reclamos comerciales hechos en tribunales del país andino en la década de 1990.

La demanda fue presentada en el 2006 por la petrolera en contra del socio más pequeño de la OPEP, argumentando demora en las cortes ecuatorianas para resolver unas siete demandas comerciales presentadas entre 1991 y 1993 por Texaco, empresa que fue comprada por Chevron en el 2001.

"Este fallo confirma que el Ecuador puede ser responsabilizado por las obligaciones adquiridas según el derecho internacional", dijo la empresa en un comunicado, al asegurar que con la sentencia se resuelven los litigios comerciales.

El monto final incluye los impuestos, el interés compuesto y costos asociados a un laudo preliminar anunciado en marzo del 2010.

El tribunal de La Haya dispuso en primera instancia una compensación de 700 millones de dólares a favor de Chevron, pero tras la apelación de Ecuador se redujo el monto a los  US$96 millones.

Con la resolución se determinó que los retrasos de los tribunales ecuatorianos para resolver demandas de Chevron violaron un tratado bilateral de inversiones suscrito con Estados Unidos.

No obstante el Procurador de la Nación, Diego García, quien actúa como abogado del Estado en demandas con firmas privadas, anunció que pedirán la nulidad del caso, pues consideran que el reclamo de Chevron no tiene un sustento legal.

"Volveremos a iniciar una acción de nulidad en contra de este laudo final que se basa en una competencia que el Ecuador ha discutido desde el inicio del proceso", dijo García, a periodistas.

La resolución es diferente a un millonario juicio que siguen comunidades indígenas en contra de la petrolera estadounidense por daño ambiental. Una corte local dispuso una sentencia de unos  US$8.646 millones para remediación y otros  US$800 millones para las comunidades.

La sentencia fue apelada por ambas partes, por lo que se espera una resolución de segunda instancia.