Moscú. Los precios del trigo exportado por Rusia podrían subir más tras obtener nuevos contratos de Egipto, el mayor importador de ese grano, sumando presión a un superávit exportable de por si acotado tras los daños infrigidos a la cosecha por una sequía, dijeron este lunes analistas del sector agrario.

La Autoridad de Abastecimiento de Materias Primas (GASC por sus iniciales en inglés) acordó la compra de 60.000 toneladas de trigo ruso a Olam International a US$319 por tonelada con un costo de envío de US$11,64 por tonelada, y otras 60.000 toneladas a Aston a US$320,94 por tonelada con costos de envío de US$11,70 por tonelada.

"El origen ruso sigue siendo más competitivo en comparación con cualquier otro origen", escribió en una nota Dmitry Rylko, jefe del Instituto para Estudios del Mercado Agrícola (IKAR por su sigla en ruso).

Se trata de la tercera compra internacional de la GASC desde el inicio el 1 de julio del año fiscal 2012/13.

La compra es también la tercera de la GASC en dos semanas, en momentos en que el principal importador mundial de trigo busca asegurarse el abastecimiento en medio de crecientes preocupaciones por una merma en las cosechas por razones climáticas en exportadores claves, como Rusia y Australia.

El gobierno ruso recortó su pronóstico de cosecha de granos 2012 a 75 millones de toneladas y ha tratado de garantizar a los mercados que no se repetirá lo de agosto del 2010, cuando sacudió a los mercados con la decisión de prohibir la exportación de granos por una importante sequía.

Este año, el gobierno ha indicado que unas tarifas proteccionistas podrían ser una opción, aunque sólo después del final del año calendario.

Pero una vasta mayoría de operadores y analistas esperan que de alguna manera se impongan límites, quizás a partir de noviembre, después de que los altos volúmenes de exportación en los primeros meses de la temporada sugirieron que Rusia podría agotar el superávit exportable de 10-12 millones de toneladas antes del 1 de enero.

"Egipto ingresó al mercado tras la corrección de precios de la semana pasada y, quizás, tras asegurarse de que las restricciones a las exportaciones rusas no serían impuestas en el futuro inmediato", dijeron en una nota analistas de SovEcon. Egipto compró el trigo ruso para embarque 1-10 de octubre sobre una base FOB.

En base a los precios del trigo ruso la semana pasada, IKAR estimó un nivel FOB para el trigo 12,5% a US$314 por tonelada, en alza desde los US$310 por tonelada, mientras que el precio para el maíz nuevo fue visto a US$295-US$300 por tonelada.

SovEcon dijo que los precios FOB del trigo del Mar Negro estuvieron sin cambios a US$310-US$315 por tonelada la semana pasada, mientras que los precios del maíz del Cáucaso Norte fueron vistos a 8.000-9.000 rublos (US$250-US$280) por tonelada.

Los precios promedio para el trigo molido de cuarto grado en puertos de agua profunda estuvieron estables la semana pasada a 9.600-9.800 rublos por tonelada con flete incluido, mientras que los precios en puertos de aguas poco profundas alcanzaron los 8.800-9.000 rublos por tonelada, un alza de 100 rublos, de acuerdo a SovEcon.

El aumento de precios en las regiones de los Urales y Siberia, golpeadas por la sequía, se frenó la semana pasada tras una fuerte escalada, añadieron los analistas de SovEcon. Los precios del trigo allí subieron unos 100 rublos por tonelada la semana pasada.

Para el girasol, el índice de precio para la nueva cosecha fue visto a 15.500-16.000 rublos por tonelada, dijo el IKAR. SovEcon lo calculó en un rango de 14.000-15.500 rublos por tonelada con flete incluído.

Los precios de la colza subieron a más a 15.000-15.500 rublos por tonelada desde 15.000 rublos, de acuerdo al IKAR.