El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, agradeció este miércoles públicamente a la automotriz Ford por cancelar sus planes de construir una planta en México y optar por invertir en territorio estadunidense.

"Gracias a Ford por descartar su nueva planta en México y crear 700 nuevos empleos en Estados Unidos. Esto es solo el comienzo, viene mucho más”, escribió el magnate en su cuenta de Twitter.

Ford Motor Co anunció este martes que cancelará una inversión de US$1.600 millones en una fábrica en México y que usará US$700 millones para una planta en Michigan, tras ser muy criticada por Trump, quien además amenazó a General Motors (GM) con un "gran impuesto" por ensamblar autos al sur de la frontera.

El presidente ejecutivo de Ford, Mark Fields, dijo que la decisión es un "voto de confianza" en Trump, pero que principalmente se debe a una caída en la demanda de autos pequeños en América del Norte y que la empresa habría tomado la misma decisión si el republicano no hubiese sido elegido.

Ford cancelará sus planes de US$1.600 millones para construir una nueva planta en San Luis Potosí en México que iba a producir modelos pequeños, un proyecto que Trump había descrito como una "vergüenza absoluta".

Después del anuncio de la automotriz, el dólar cerró en 21.05 pesos mexicanos a la venta en el mercado interbancario, un mínimo histórico.

De acuerdo con el Banco de México, el peso sufrió una caída de 1,49 % frente a la cotización del lunes.

La segunda mayor automotriz de Estados Unidos informó que fabricará nuevos autos eléctricos, híbridos y autónomos en la planta de Flat Rock, en Michigan, lo que creará 700 puestos de trabajo.