Washington. El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el jueves a la automotriz japonesa Toyota Motor Corp con imponerle un fuerte arancel si construye sus modelos Corolla para el mercado estadounidense en una planta en México.

"Toyota Motor dijo que construirá una nueva planta en Baja, México, para construir los autos Corolla para EE.UU. ¡DE NINGUNA MANERA! Construya la planta en EEUU si no quiere pagar un gran impuesto en la frontera", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Toyota, que anunció su plan de construir la instalación mexicana en abril de 2015, no comentó inmediatamente el tuit.

Con anterioridad el jueves, los presidentes de Toyota y Honda dijeron que no tienen planes inmediatos para reducir su producción de autos en México, ya que prefieren esperar a que Trump asuma la presidencia antes de adoptar decisiones.

Este anuncio es la último embestida de Trump contra los fabricantes de automóviles que construyen en México.

Los fabricantes de automóviles en los Estados Unidos han sido golpeados por los anuncios de Trump para la construcción de vehículos en fábricas de bajo costo al sur de la frontera, que él presidente electo dijo que cuestan empleos estadounidenses.

La presión para frenar que la producción se intensificó esta semana después que Ford Motor Co (F.N) desechó los planes para construir una planta de ensamblaje US$1.600 millones en México después que Trump criticó duramente la inversión.

Ford, sin embargo, todavía planea cambiar su producción de coches pequeños a México desde Michigan.