Madrid. “En contra de todas las expectativas, el sector turístico logró adaptarse a la crisis económica”, explicó en una entrevista Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que prevé en el 2012 un crecimiento mundial del sector de cerca del 4%.

El turismo se vio duramente golpeado por la crisis en el 2008 —con una desaceleración a 2,1%— antes de vivir en el 2009 “su peor año desde hace 60 años” según la OMT, con una caída del 3,8% en las llegadas de turistas.

Pero mientras la crisis no parece acercarse a su fin, el turismo aumentó un 6,6% en el 2010 y un 5% en el 2011.

“La única buena noticia procedente de la economía viene del turismo”, un sector “muy flexible, que se adapta bien” a las circunstancias, celebró Rifai, responsable de un organismo que depende de las Naciones Unidas y cuya sede está en Madrid.

Pese a la crisis, “el turismo forma parte del estilo de vida, no podemos renunciar a él”, aseguró.

En la víspera del Día Mundial de Turismo, la OMT se muestra optimista respecto del 2012, en cuyo primer semestre el sector registró un crecimiento del 5%. Para el conjunto del año “esperamos un crecimiento de entre 3% y 4%, yo diría más cercano al 4%” , expresó Rifai.