El turismo de la Unión Europea (UE) registrará este año un retroceso de 0,3% con un debilitamiento progresivo del consumo, debido a las medidas de austeridad que generan incertidumbre, especialmente las de economías periféricas como Grecia, España, Italia y Portugal.

Las previsiones anuales del World Travel & Tourism Council (WTTC) muestran además que las economías de Europa y Estados Unidos continuarán deprimidas en 2012, con modestos crecimientos en el sector turístico de 0,3% y 1,3%, respectivamente.

En el caso de Europa, las previsiones son "precarias", por lo que el crecimiento leve del 0,3% se verá impulsado por regiones extracomunitarias como Polonia y Rusia, mientras que en el caso de la UE, se espera un descenso de 0,35%, excluyendo la colaboración de las economías fuera de la Unión.

El informe, sin embargo, es optimista en cuanto a la evolución global del sector turístico, para el que pronostica un crecimiento de 2,8% en 2012 y asegura que contribuirá al Producto Interior Bruto (PIB) mundial con más de US$2 billones (más de un billón y medio de euros), consignó Europa Press.

Es decir, que el Consejo prevé un crecimiento tres décimas superior a la previsión de crecimiento económico global, de 2,5%. El sector generará más de 100 millones de empleos en este mismo año, calcula el WTTC.

"Está claro que la industria del turismo será el principal conductor de crecimiento económico y empleo para la próxima década", destacó al respecto el presidente y consejero delegado del organismo, David Scowsill.

Con el impacto económico indirecto en la industria, la contribución económica del sector alcanzará en 2012 los US$6,5 billones (4,9 billones de euros) y creará 260 millones de empleos, lo que supone uno de cada doce empleos del mundo.