Lhasa. La región autónoma del Tíbet, ubicada en el suroeste de China, ha registrado un alza del 30,5% en la llegada de turistas durante los tres primeros meses del año, abriendo una perspectiva prometedora para la industria turística de la zona.

El Tíbet recibió a 300.599 turistas entre enero y marzo, informó este miércoles Wang Songping, sudirector del buró regional de turismo.

Wang precisó que los ingresos turísticos también aumentaron en 31,1% frente al mismo período del año pasado para llegar a los 300 millones de yuanes (US$48 millones) en el primer trimestre.

El funcionario atribuyó el creciente número de visitantes a la diversa oferta cultural, así como a los paquetes de turismo invernal de la zona.

Está previsto que la región reciba 12,6 millones de turistas y recaude 15.800 millones de yuanes en ingresos turísticos este año, indican las autoridades locales.