Ciudad de México. México en el último tiempo ha cambiado la imagen de país turístico a ser relacionado como destino inseguro por la guerra contra el narcotráfico.

En este contexto, BBVA Research realizó un estudio donde señala que “los episodios violentos son inhibidores del pleno desarrollo turístico en el país”. 

En el informe se detalla que el gobierno de Felipe Calderón deberá derrotar "varios retos" para lograr impulsar el sector como el de superar la debilidad del turismo extranjero cuyo dinamismo se encuentra "rezagado". 

El economista jefe para México de la consultora, Adolfo Albo, indicó que "los principales riesgos en lo interno es la seguridad", agregando que la violencia está influyendo en el desempeño del turismo mexicano que le impide crecer alrededor de un punto del Producto Interno Bruto (PIB) anualmente.

"La actividad turística se vio afectada entre 2009 y 2010 por diferentes factores, entre los principales: la recesión, la influenza y la salida del mercado de algunas aerolíneas, además de la violencia en algunas zonas del país, también la imagen y reacción que ello ha generado en el extranjero", explicó Albo.

En declaraciones difundidas por Infobae, Robert Reid, editor de la guía turística Lonely Planet, manifestó que "Acapulco es una ciudad muy violenta y nuestros estudios demuestran que la situación se deteriora cada vez más desde los últimos cuatro a cinco años. No recomiendo a la gente ir allá, mejor les propongo visitar las playas de Oaxaca, Chiapas y Yucatán".

Esta semana, Calderón decretó como “año del turismo” este 2011 en México.