El turismo es uno de los sectores más amplios y efervescentes de la economía mundial. La Organización Mundial del Turismo (OMT) espera que la economía del sector, en todo el mundo, genere 296 millones de puestos de trabajo desde ahora hasta 2019.

Según el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se estima que durante el 2010 el turismo genere cerca de 9% del total del PIB mundial y a su vez dé más de 235 millones de empleos. Para la OIT equivale al 8% del empleo en el mundo.

En el mundo, la industria turística está muy atomizada, puesto que alrededor de 20% de la fuerza de trabajo desempeña tareas en empresas multinacionales (marcas hoteleras), contra el 80% que labora en las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Marcas hoteleras vs pymes. El informe asegura que el sector turismo se encuentra muy fragmentado por la diversidad y capacidad de empleadores. En el mundo, la industria turística está muy atomizada, puesto que alrededor de 20% de la fuerza de trabajo desempeña tareas en empresas multinacionales (marcas hoteleras), contra el 80% que labora en las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Las grandes cadenas hoteleras cuentan con medios para financiar el desarrollo de los recursos humanos, incluidas la formación interna y la formación en el empleo, mientras que las pymes carecen de la capacidad para ofrecer a sus empleados tales tipos de capacitación y recurren más al sistema de asesoramiento y exámenes voluntarios para satisfacer las necesidades de formación del personal.

Las grandes empresas son innovadoras y dinámicas a la hora de producir productos y prestar servicios y a menudo establecen tendencias para todo el sector, por medio de esto se genera "la creación de marcas".

En este sentido, el informe aseguró que las 20 marcas de hoteles más importantes (Best Western, Choice, IHG, Wyndham Group, Hilton Hotels and Resorts, entre otros) esperan llegar a 1,1 millones de habitaciones distribuidas en 8.500 hoteles para el año 2015, lo que representa un aumento de la oferta de 20%.

El informe destacó que solo dos regiones tuvieron mayor crecimiento turístico en el 2009: América Latina y Oriente Medio. En la primera región se registra un crecimiento significativo de 4,8%, con la incorporación de 63.600 nuevas habitaciones en la primera región, y de 4,2%, con 52.700 nuevas habitaciones, en la segunda.

Empleo turístico. El escrito admite en general que un índice elevado de fluctuación de la mano de obra, los gastos profesionales y la falta de trabajadores calificados son consecuencias evitables que afectan la competitividad, la productividad y la calidad del servicio del sector del turismo. También asegura que el documento afecta los costos de contratación y de retención de los empleados.

Diálogo social. La recomendación es generar el "diálogo social" (instrumento fundamental para la creación de trabajo decente y productivo que garantice la igualdad, la libertad sindical, la seguridad y la dignidad humana) para aumentar el nivel de confianza y motivación del personal. También es importante fomentar la participación en actividades de formación y desarrollo de calificaciones y reducir así el índice de rotación.

El informe asegura que mediante la aplicación de políticas y procedimientos adecuados tendientes a atraer y retener a empleados exitosos, así como a desarrollar sus capacidades, se podrá disminuir el índice de rotación del personal.

El sector puede ser un factor clave para la recuperación económica, por su vinculación con la oferta y la demanda de otros sectores de la economía.