Madrid. El 2013 cerró con un total de 1.087 millones de turistas internacionales, 5% más que el anterior, según la Organización Mundial del Turismo (OMT), que prevé un crecimiento de entre el 4% y el 4,5% para este año. Esta cifra significó un nuevo récord para el sector.

En un encuentro con los medios de comunicación previo a la celebración de la 34 edición de la Feria Internacional de Turismo Fitur, el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, ha explicado este lunes en Madrid que, a pesar de las dificultades económicas y de acuerdo a los resultados provisionales, el pasado año se registraron 52 millones de turistas más que en 2012.

Además ha subrayado que el número de turistas internacionales ha sobrepasado las expectativas, lo que demuestra "la notable capacidad de adaptación a las condiciones cambiantes de los mercados", según Rifai.

El crecimiento de la demanda fue mayor para los destinos de Asia y el Pacífico, con 6%; África, también con 6%, y Europa, con 5%.

Rifai ha explicado que buena parte del crecimiento procedía de Rusia y la región Asia-Pacífico, principalmente China, que ya en 2012 superó a Alemania como principal país emisor de viajeros.

En 2013, Europa se mantuvo como la región con mayor número de visitantes, un total de 563 millones, debido a "la tendencia de los europeos a viajar cerca de sus países", seguido de Asia-Pacífico (248 millones), América (169 millones), África (56 millones) y Oriente Medio (52 millones).

La OMT no ha avanzado los datos de ingresos por turismo en 2013, aunque confía en que sigan la tendencia alcista del número de viajeros.

De cara a 2014, la previsión de número de turistas internacionales es de entre el 4% y el 4,5%, un crecimiento que será más destacado Asia y el Pacífico (entre 5% y 6%) y África (4% al 6%), seguidas de Europa y América (3% al 4%).

Con respecto a los retos de futuro para la OMT, Rifai ha aludido a la "facilitación del viaje", sobre todo en las emisiones de visado, y a la mejora de la conectividad, principalmente a través del transporte aéreo.

Otros retos son el establecimiento de un sistema fiscal "inteligente" para el turismo y el desarrollo de un turismo ético, así como la garantía de que este sector "siga siendo una prioridad en el orden del día de la ONU".

Por otra parte, Rifai ha recibido "con los brazos abiertos" el acercamiento previsto entre la Unión Europea y Cuba, ya que la OMT defiende ante todo "la libertad de movimiento de los pueblos" para mejorar el flujo de viajeros.

Asimismo, ha considerado que las protestas en Brasil "no van a tener ningún tipo de efecto" sobre el Mundial de fútbol porque "las diferencias de opinión no es algo que nos debería preocupar en demasía".