El fin de semana largo en Argentina, con un estimado de 918.000 turistas recorriendo el país, permite oxigenar a las economías regionales, destacó este domingo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"En tres días los turistas habrán gastado 1.002 millones de pesos (US$117,19 millones), aunque la venta minorista vinculada al turismo finalizará con una caída de 2,8%", agregó la entidad.

A través de un comunicado, la CAME dijo que "el feriado del 12 de octubre (que se pasó a lunes 13) sorprendió con un movimiento mayor al esperado. La cantidad de turistas que salió de viaje creció 2,5% frente al mismo fin de semana del año pasado, con 918.000 personas recorriendo la Argentina y pernoctando en las ciudades visitadas".

Según las estimaciones de CAME sobre la base de datos aportados por cámaras, centros, uniones, y federaciones regionales, con un gasto promedio diario de 420 pesos por persona y una estadía media de 2,6 días, el turismo dejará un impacto económico directo de 1.002 millones de pesos".

"El buen tiempo y el clima templado está siendo el gran aliado, en un fin de semana donde como nunca prevaleció el turista espontáneo, ese que decidió viajar sobre último momento", destacó.

La CAME, sin embargo, remarcó que "a pesar de que más gente viajó, las ventas vinculadas al turismo (medidas en cantidades), finalizarán con una caída de 2,8% frente al 12 de octubre del año pasado, según las variaciones promedio reportadas por comercios, restaurantes, y prestadores de servicios en 40 ciudades relevadas".

"De todos modos, a pesar de la caída, las economías regionales se vieron activadas frente a un mercado de consumo que viene muy debilitado", agregó.

Según datos del ministerio de Turismo, del total de argentinos que habrán viajado el fin de semana largo,  87% optó por destinos nacionales y el 13% salió al exterior.